387-5010857

El tiempo en Salta

El tiempo - Tutiempo.net

DISPARADORA

Tal cual lo anticipara la periodista Andrea Lazarte, en su programa político “Con Miras” (Canal 10 Norte Visión), apenas terminadas las vacaciones de invierno se largó la campaña en el Valle de Lerma. Así, por ejemplo, es conocido que el intendente de “El Carril” ya habría lanzado su campaña, por lo que estaría trabajando políticamente para las próximas elecciones del 2017. Según los trascendidos, el carrileño Esteban D Andrea, estaría buscando llegar a la gente con la finalidad de conseguir la banca del senado, que actualmente la ocupa su familiar cercano Luis D' Andrea.

En el caso de La Merced, también hay signos de movilización política con fin electoral. Como ya es conocido, las últimas manifestaciones llevadas a cabo por vecinos que demandaban tierras para vivir, se dice que fue provocada por “punteros políticos” de la oposición a la línea política encabezada por Ángel Pérez, actual intendente reelecto. De acuerdo a lo observado, todo apunta a que el concejal Edi Ferrufino, del grupo Romero Olmedo, fue uno de los que estuvo encabezando la toma. Las razones que justifican dicha acción se fundamentan, al parecer, en el hecho de que estaría buscando renovar, junto a dos de sus pares, su banca legislativa en la “Capital de la Flor”. Si de hipótesis se trata, pensamos que estas acciones responden al hecho de que, ante la ausencia de su Jefa Política Silvia del Valle –huérfana de un cargo en una Secretaria nacional-, estas personas intentan salir del anonimato político y proyectarse en un escenario político nutrido desde los medios de prensa. De allí, que la participación en este tipo de toma, surja como una alternativa interesante para quienes se caracterizan por el poco peso político. Eso habría generado entonces una idea falsa de que la manera más eficaz de mostrarse en el pueblo es utilizando los medios de prensa.

El caso de Cerrillos no está muy lejos. Aquí pareciera que también los “pingos” han entrado en carrera. La actual intendente, Yolanda Vega tuvo que solicitar que su jefe político, llamado entre sus más íntimos el JuCaRo, le enviara un nuevo asesor (uno más arribado desde afuera). La idea, quizás una más de las muchas que quedaron por el suelo, surgió a los fines de intentar salvar la poca imagen positiva que mantiene hoy frente a la comunidad que busca respuestas a sus demandas. Obviamente, también a los fines de intentar lograr poner un orden administrativo. Sin embargo, más allá de los intereses de lograr una administración ordenada y que satisfaga al electorado que la eligió, detrás de este pedido se esconde el deseo de afianzar su imagen frente a la campaña política del 2017.

Aunque si bien lleva 7 meses de gestión (la cual se caracteriza por ser cuestionada y desprolija), la mandataria intentará ir por la “recuperación” de las bancas del Concejo Deliberante. Al parecer, ni siquiera los propios concejales que la acompañaron en las elecciones anteriores, hoy forman parte de su sector. Ello se corrobora con el hecho de que largaría una nueva lista, la cual estaría liderada por su propio hijo Fernando Sanz Vega, actual Secretario de Gobierno. Con ello, en el escenario de la política que ella intenta armar, en apariencia, no estarían los concejales que hoy por hoy se supone pertenecen al oficialismo. Pero esta jugada no terminaría allí, ya que posicionada en el poder municipal y aferrada a sus apetencias personales, estaría buscando, aunque con largo tiempo de anticipación, una banca en el senado. El problema es que hoy esa banca es ocupada por Alfredo “Pucho” Jorge y no sabemos, si su deseo es abandonarla o cedérsela a alguien de su “palo”. Si la decisión es la búsqueda por la continuidad, sea una u otra modalidad, no hay más que agregarle a la idea que Yolanda Vega va en búsqueda de la cabeza del Senador actual. Lo cual, hace del escenario político futuro una pista de carrera de difícil transitar, con barro y hasta con estiércol en el camino.

Es sabido que en el ámbito político cualquier recurso es útil para llegar (por no decir arribar). Las estrategias son diversas y van desde utilizar a la gente como excusa para posicionarse políticamente hasta enviar a funcionarios a defender funciones o entregar una bolsa de cemento a quien lo necesita. Lo cierto es que sean cuales fueran, tan sólo muestran la poca capacidad de idear acciones políticas nuevas y manejar las “masas” (y nada que ver con las dulces) con liderazgo y capacidad. Quizás algunos de los mencionados puedan tener estos atributos, pero la gran mayoría me parece que al carecerlos sólo atinan al derroche de ideas de un escenario político que es dinámico. Por ende, su futuro no es “probable” sino todo lo contrario: está cargado de improbabilidades. Lo cual hace del camino, un camino lleno de incertidumbre.

Finalmente, y como decía Abraham Lincoln en su frase "Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo". La lectura política y el proceder de cada uno de los que fueron electos en las elecciones anteriores, hoy se encuentra en la mira de quien tiene el mayor poder: el “pueblo”. Y este, aunque no les parezca, no tiene en su horizonte el 2017 sino tan sólo el gesto del “buen gobierno”.

e-max.it: your social media marketing partner

2f1474e2 73d2 443a 8e40 4e88ef35b8b1